domingo, 28 de febrero de 2010

¿Cuánto pelo comes?

Por lo menos dos aminoácidos de uso alimenticio, la cisteína y el glutamato, pueden ser obtenidos a partir del cabello humano. Si bien existen fuentes alternativas para obtener estos compuestos, el bajo coste de producirlos a partir del pelo ha llevado a su utilización en la industria alimenticia en algunos países. Teniendo en cuenta el mundo globalizado en que vivimos esos productos pueden estar en nuestras mesas.


Todo empezó mientras juntaba información para un post que quiero hacer acerca del glutamato. Soy un amante de la salsa de soja, así que casi vomito cuando vi que en china se preparaba salsa de soja a partir de pelo.
El sabor de la salsa de soja proviene del glutamato. Las proteínas presentes en las semillas se hidrolizan al ser fermentadas y liberan el aminoácido. Este aminoácido es el que genera el gusto llamado humami y por ello se utiliza como saborizante en muchas comidas.
Sin embargo este compuesto puede ser extraído de muchas otras fuentes proteicas.
Como en china sobran chinos y pelo que sale de los chinos (quien sabe si el pelo proviene solo de la cabeza) decidieron utilizar pelo para hacer salsa de soja.
Al principio pensé que se trataba de un hoax pero busque en Internet y encontré esto en la Wiki:

“ Soy sauce made from human hair
Stories began circulating in the press about cheap soy sauces made from human hair. These sauces were manufactured in China using a chemical amino acid extraction process similar to artificially hydrolyzed soy sauces and then quietly exported to other countries. An investigative report that aired on Chinese television exposed the unsanitary and potentially contaminated sources of the hair:
“ When asking how the amino acid syrup (or powder) was generated, the manufacturer replied that the powder was generated from human hair. Because the human hair was gathered from salon, barbershop and hospitals around the country, it was unhygienic and mixed with condom, used hospital cottons, used menstrual cycle pad, used syringe, etc. ”
In response, the Chinese government banned production of soy sauces made from hair. Other carcinogens remain, see 3-MCPD.”

Para los que no saben inglés les cuento que básicamente explica esta historia y agrega que fue una investigación realizada por la televisión china. En la misma encontraron que el pelo provenía de hospitales y peluquerías y que venía contaminado con condones jeringas, tampones y otras mierdas.
Parece que la producción de salsa a partir de pelo fue prohibida porque el pelo contenía agentes tóxicos allá por el 2004.
Este es el link a la página de la televisión china:
http://www.cctv.com/news/financial/inland/20040104/100389_1.shtml

¿Bueno entonces nos podemos quedar tranquilos?
Pues no mucho en realidad, la industria alimentaria compra el glutamato y otros aminoácidos a terceros, y no solo para la preparación de salsa de soja sino para muchos otros productos. Es difícil seguir el origen de todos los compuestos en todos los países del mundo. El glutamato generalmente viene incluido en las comidas bajo los nombres de saborizantes E-620 a E-625.
No necesariamente estos saborizantes provendrán de pelos de chinos, algunos pueden provenir de pelos de indios… (perdón por la broma). En reaidad existen muchas otras fuentes de proteínas que pueden ser utilizadas y esperemos que los controles en los distintos países del mundo impidan que el glutamato que comemos provenga de pelo o de otras fuentes incluso más repulsivas. Ahora mismo estoy viendo un pote de salsa de soja y debo decir que me da grima usarlo, es que ni siquiera ayuda el color negro que tiene, mmmm pero que buen gusto que le da al aloz, digo arroz.
Igualmente, esta no sería la única forma en que comemos pelo humano. Además del glutamato la industria alimenticia utiliza grandes cantidades de cisteína sobretodo en la preparación de productos de panadería. Lo pueden encontrar con el nombre E 920 o E 921. Al igual que en el caso anterior, este aminoácido se saca de donde sea más barato y en muchos lugares del mundo el pelo es gratis o casi gratis y es un hecho que parte de la producción mundial de cisteína proviene del pelo humano. Parece ser que se han creado rutas sintéticas alternativas en los últimos años. Las cuales no han podido desplazar completamente, ni mucho menos, la utilización del cabello como fuente de cisteína para la industria de la alimentación. La cisteína es un aminoácido que genera un enlace extra llamado puente de disulfuro. Está en grandes cantidades en una proteína que, por su función, debe ser resistente, la queratina del pelo, por eso es tan productivo extraerla de allí. Existen otros lugares donde abunda la queratina y de donde podría ser extrida, como por ejemplo plumas, pezuñas, cabello, ¿insectos?, etc. Nótese que son todos de origen animal ya que las plantas usan celulosa y no queratina.
Así que en la práctica no tenemos muchas opciones, porque por más que compremos la salsa de soja premium, que además es más rica, cuando compremos una sopa o un cruasán nos pueden venir extractos de pelo de origen humano.
Así que ya saben, a no quejarse tanto cuando encuentren un pelo en la comida, a los pelados les recuerdo que lo que se como se cría y un saludo a todos los ovo-lacteo-pelo-vegetarianos.

1 comentarios:

pauli dijo...

Ja, con razon ayer me ofreciste salsa de soja, que mal......
La verdad que me intereso mucho (de ahora en mas nunca me ofrezas salsa de soja porfis, no tenia ni idea de los pelos, QUE ASCO!!!