martes, 18 de mayo de 2010

Hormonas femeninas en el comportamiento masculino

Me fui para el lado de los quinotos…

Es que blogueando, porque parece que ahora se bloguea vio, me encontré con un post donde se especulaba acerca de la influencia biológico-evolutiva del comportamiento dominante del hombre hacia la mujer. En el post el autor preguntó que es lo último que se sabe al respecto. Eso mismo estaba averiguando cuando me encontré con un artículo de Melody V. Wu y colaboradores del año pasado (2009). El artículo fue publicado en la revista Cell y me pareció extremadamente interesante. En él, básicamente, se analiza el rol de las hormonas femeninas (estrógenos) en el comportamiento masculino.



Si bien el trabajo fue realizado en ratas, se esperaría que algo similar ocurriera en humanos. Para empezar de una forma bien confusa hay que decir que los hombres (machos si hablamos de ratas) no tenemos hormonas femeninas en la sangre. Lo que si tenemos son andrógenos u hormonas masculinas que influyen en nuestros comportamientos, como por ejemplo en la agresividad.

Pero la agresividad no es el único rasgo que caracteriza a los hombres, una amplia gama de comportamientos complejos pueden ser modificados por la administración de hormonas sexuales.

Ahora, que pasa si, como dijo Evo Morales, comemos pollos con hormonas femeninas. Bueno las hormonas solas no hacen mucho, además son necesarios los receptores hormonales. Los hombres tenemos receptores de estrógenos en nuestro cerebro. Pero ¿para qué tenemos estos receptores “femeninos” si no tenemos las hormonas?

En el cerebro hay una red de neuronas que convierten la testosterona (hormona masculina) en estradiol (hormona femenina). La enzima que media este fenómeno es la aromatasa. Así el estradiol se vuelve un importante mediador para las conductas masculinas. Por si no se entendió, las hormonas femeninas son producidas por los ovarios en el caso de las mujeres adultas y, también, por algunas neuronas específicas en los hombres.

Puede ser interesante destacar que los ovarios casi no producen hormonas en las neonatas. Si se somete a una recién nacida a hormonas femeninas, esta desarrollará comportamientos masculinos. Ojo que no vaya a tener Evo algo de razón. Bueno en realidad no mucha… estos tratamientos afectan el nivel de agresividad pero no la elección de la pareja.

Las hormonas femeninas participan de los comportamientos femeninos en las mujeres y de los comportamientos masculinos en los hombres. En definitiva, en los adultos, todo termina dependiendo más de la distribución y de los tipos de receptores que de la hormona que los activa.

Si no se interponen en mi camino más papers, calculo que este mes haré otro post acerca de la influencia biológica en las diferencias comportamentales de hombres y mujeres.

Les paso dos videos humorísticos donde se ven algunas de estas diferencias, lamentablemente están en ingles.

Dating Humor:
How To Be The Perfect Boyfriend



Dating Humor:
How To Be The Perfect Boyfriend

Un saludo a todos los bolivianos y sigan votando a Evo que si bien no sabe mucho de biología parece ser un buen presidente, en definitiva, eso es lo importante…

… eso, comer pollo y tener sexo.

2 comentarios:

Laura dijo...

Don Rasta, muy interesante, de verdad, aunque para mi gusto, sigue faltando la pata social (ya sabemos perfectamente que hay una relación insoslayanle entre la predisposición genética y el medio ambiente, o no?)
Un abrazo

raztez dijo...

Hola laura, generalmente enfoco todos los temas desde un punto de vista neurobiológico. Que no hable de los aspectos culturales/sociales/ambientales no quiere decir que no existan, solo que me centro en otros aspectos menos conocidos. En el post sobre comportamientos sociales se ve que el máximo componente biológico de un comportamiento social es del 75% eso indica que el otro 25 es ambiental. En el ranquin también se ve que el aporte “social” de algunos comportamientos llega a ser 100% o sea que no hay una “predestinación” biológica para esos aspectos del comportamiento.
Vengo de un entorno extremadamente materialista (filosóficamente hablando). Quizás por eso parece que me “olvido” del componente social, puede que esté luchando contra el preconcepto de que todos los comportamientos son producto de la sociedad. Cuando desde mi punto de vista (y del paradigma científico vigente) los comportamientos de las personas son una conjunción ambos, con un componente biológico y otro social.
Te dejo un abraso, siempre es un placer leerte.