martes, 14 de diciembre de 2010

Un cromosoma frágil como el cerebro de los políticos antiabortistas

Micropost rapidito sobre ciencia que estuve trabajando todo el día y estoy cansado.


Hoy tuve que ir a una charla  sobre X frágil, es una enfermedad genética que provoca  “retraso mental” y autismo y es causada  por un número muy elevado de repeticiones  de tres nucleótidos (CGG) en una de las "colas" del cromososma X.
Paradojas de la vida hacen que el sexo débil sea determinado por el cromosoma X (donde está la mutación). Sin embargo a los que la enfermedad golpea más fuerte es los hombres, ya que solo tenemos un cromosoma X. Las mujeres tienen dos, por eso pueden compensar las deficiencias en uno de los cromososmas.
La charla estuvo bastante buena, mostraron un gran número de experimentos donde se ponía en evidencia que hay grandes avances en las terapias farmacológicas para esta condición, sobre todo las que involucran una restauración del tráfico sináptico del receptor AMPA, ya sea, a través actuar sobre el propio receptor, o a través del bloqueo del receptor mGluR5. Así que las familias y  la gente que tiene X frágil verán, en un futuro, levemente mejorada su calidad de vida.
Al resto les digo, sin que me importe hacer apología del delito, hagan exámenes genéticos a sus hijos en el vientre materno, no tienen porqué arruinarse la vida solo porque un grupo de abogados esotéricos (católicos) no ha legalizado el aborto.
Una madre portadora tiene el %50 de probabilidad de transferir el cromosoma defectuoso a su hijo, lo que es lo mismo que decir que la mitad de sus hijos pueden ser sanos.
Psss y si estás en contra del aborto…  espero que no te toque tener un hijo con problemas…

PD: después de ver el video me dieron ganas de salir a cagar a patadas en el orto a algún antiabortista

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Normalmente los antiabortistas no tienen problema en hacer algunas excepciones, como lo demuestra la mayoría de las legislaciones actuales en la materia. Pero más allá de eso, también es comprensible que haya gente a quien no le importe tener un hijo diferente, si le toca.