domingo, 18 de julio de 2010

Seremos buenas mascotas

El techo del tren está verdaderamente cerca y la litera es más chica de lo que pensaba. Hay algunas personas contentas dando vueltas por el pasillo porque hace media hora España salió campeón del mundo por primera vez. La verdad que me importa poco pero me hace acordar a cuando salió Argentina campeón en el 86. El motivo del viaje de Barcelona a Madrid es simple, estoy yendo a pedir una visa de trabajo a la embajada de EEUU.


Ya vuelvo, me voy a tomar una cerveza al bar del tren.

I’m back, fue una grata sorpresa lo barato de la cerveza en el bar. Mientras la tomaba estaba pensando en este post. Bueno en realidad estaba leyendo retorno de las estrellas de Stanislaw Lem pero cada tanto dejaba el libro de lado y me ponía a pensar en el post mientras veía pasar España por la ventana.

Entre los delirios que me pasaron por la cabeza tuve la certidumbre de que los seres humanos íbamos a poder en un futuro emular virtualmente un cerebro humano. Es una consecuencia obvia de dos suposiciones ciertas. La existencia es material y la conciencia es un proceso computacional. Sí ya sé que es un poco parecido a la trilogía de Matrix pero también hay una suposición extra que no me queda muy clara, y es que las matemáticas puedan tener la capacidad contener/reproducir todo lo que existe desde el punto de vista de una conciencia humana. Pero bueno, si bajamos un poco el listón en lo referente a la precisión de la emulación no cabe duda de que en un futuro se va a poder reproducir a un ser humano dentro de una computadora.

Stanislaw en más de una de sus novelas plantea este tipo de situaciones, un ser humano emulado a perfección ¿no sería también un ser humano? Al fin y al cabo ¿somos una bolsa de frágiles huesos y músculos? ¿O somos nuestros pensamientos?

Por otro lado, una vez emulada la existencia no habría porqué quedarse ahí, ya tendríamos la posibilidad de aumentar la capacidad computacional del cerebro de forma virtual. En esa situación las limitaciones del conocimiento actuales de los seres humanos se desdibujarían en la búsqueda de techos más altos. La conciencia podría despegarse de la vida e ir a por nuevos horizontes.

Para esa altura los seres humanos pasaríamos a ser criaturas inferiores, seríamos buenas mascotas como dice este tema de Porno For Pyros.

viernes, 2 de julio de 2010

10 datos interesantes sobre las dendritas

1. Es una estructura relativamente corta.

2. La electricidad en la dendrita entra mayoritariamente por la activación que producen los neurotransmisores, ya sea que abran canales de iones o que activen enzimas que modulan la actividad de los mismos.

3. La dendrita no “alimenta” la estimulación eléctrica por lo que esta decae con la distancia.

4. En la dendrita la amplitud del estímulo depende mayoritariamente de la sinapsis, factores como el tamaño, la abundancia de receptores y la proximidad con la otra célula hacen que el estímulo sea mayor.

5. Los distintos estímulos que recibe el árbol dendrítico se van sumando hasta que llegan al cuerpo de la neurona.

6. Generalmente, la arquitectura de la dendrita hace que los impulsos eléctricos, incluso los más lejanos, alcancen el cuerpo de la neurona con una intensidad similar a los más cercanos.

7. En esa parte de la neurona se encuentra el mayor número de receptores funcionales.

8. Puede recibir información de varias células e incluso hacer sinapsis más de una vez con la misma neurona.

9. La mayoría contiene neurotransmisores que sirven para inhibir la presinapsis, estos se liberan cuando la dendrita es estimulada (ej anandamida y óxido nitroso).

10. La dendrita contiene, en muchos casos, enzimas que puede degradar los neurotransmisores después de que estos hayan cumplido su función, esto permite limpiar el espacio sináptico para que esté listo para recibir información fresca.