viernes, 26 de marzo de 2010

El regreso de la bella durmiente.

Las parafilias son, hablando mal y pronto, perversiones sexuales donde el objeto de deseo proviene de otros aspectos más allá de la pareja como individuo. Este post trata acerca del reporte de un caso donde un paciente, con daño neuronal, presentaba atracción sexual por mujeres dormidas, especialmente por sus manos. Con cierto sentido del humor los autores llamaron al síntoma: parafilia de la bella durmiente.

 Basada en una historia real:
Nuestro príncipe tiene 34 años y pueden llamarlo Felipe si quieren. Felipe se siente excitado sexualmente cuando ve a las mujeres dormir. Todos conocemos el cuento pero no todo el mundo sabe acerca de los problemas posteriores. Después de despertar a la bella durmiente el príncipe debió desposarla para que el coito no fuera pecado. En un principio Felipe fue capaz de reprimir sus necesidades sexuales y no era indispensable para él que su mujer, Leticia (por ponerle un nombre), estuviera dormida para excitarse. Lamentablemente, su matrimonio ha entrado en crisis en los últimos años a causa de su particular parafilia. Lo que antes era reprimible fue incrementándose gradualmente con el tiempo y ya es incontenible. Leticia fue comprensiva al principió y aceptaba tomarse las pastillas para dormir para satisfacer los deseos sexuales de Felipe. Pero todo lo bueno termina pronto y Leticia empezó a negarse a tomar las pastillas.



Adivinen que hizo Felipe, pues lo lógico, empezó a darle las pastillas mezcladas con la bebida sin que Leticia se diera cuenta. Claro Leticia no es tan tan estúpida y al cabo de un tiempo se percató de que estaba siendo drogada por su marido para satisfacer una extrañísima perversión sexual. Esto produjo un par de peleas bastante fuertes entre ambos.
Pero la verdadera gota que rebalsó el vaso fue el día que Felipe atacó con una máscara de látex y gas paralizante a Leticia. En el forcejeo ella fue capaz de sacarle la máscara, salir corriendo y avisar a la policía.
Y acá quiero destacar un hecho increíble, si es que hay alguno en esta historia, la policía actuó con criterio y determinó que se trataba de una emergencia psiquiátrica. Claro estamos hablando de algo que ocurrió en Suiza, y la policía Suiza no es lo mismo que la policía de otros lugares.
Los psiquiatras que atendieron a Felipe no encontraron nada “anómalo”. Sí, hay que joderse. Sin embargo al revisar su historia clínica salió a la luz que había estado en coma durante varios días cuando era niño a causa de un golpe (en el artículo dice trauma). Le realizaron estudios neurológicos y, ahora sí, encontraron una pequeña lesión en el lóbulo frontal.



Según los autores del artículo, la lesión se encuentra en una zona encargada de generar interés y producir atención. La lesión también comprometió una zona que está relacionada con la imagen que tenemos de nosotros y de nuestro cuerpo. A Felipe le fue diagnosticado síndrome disejecutivo moderado. Además presentaba una disminución en su capacidad para generar una imagen mental de sus manos, sobretodo de su mano derecha. El nombre médico para este último síntoma es hemisomatoagnosia o heminegligencia personal.Es sugestivo que Felipe, después de haber sedado a su concubina se dedicara, casi siempre, a cuidar la mano derecha de la misma, por ejemplo, haciéndole la manicura y pintándole las uñas.
El síndrome disejecutivo puede explicar razonablemente bien las obsesiones de Felipe, que en este caso se decantó por las mujeres dormidas y sus manos. Lo extraño de este caso es que esa obsesión haya tomado connotaciones sexuales. Ya habíamos hablado de la función inhibitoria de la sexualidad que tiene la corteza temporal, pero en este caso especulo (jeje por eso el nombre del blog) que la alteración puede estar relacionada con una etapa previa que es la generación del deseo. Por ello podría haber aparecido de la “nada” este deseo sexual tan particular. Me pregunto si las parafilias más frecuentes no podrían estar dentro de nuestros cerebros ocultas y siendo filtradas constantemente por la corteza temporal.

Por otro lado, Felipe buscaba en su pareja algo que él no tenía ya que la imagen mental de sus propias manos estaba disminuida. Me pregunto si existirá un mecanismo que genera este tipo de conductas. Hasta qué punto no nos erotiza lo que no tenemos. Las zonas erógenas son precisamente las que no están presentes en el cuerpo de la pareja y son las que generan el foco más común de deseo sexual (obviamente, en este caso, refiriéndonos a los heterosexuales) ¿Qué pasará en el caso de la homosexualidad?

Moraleja: la policía y los médicos suizos son bastante buenos y las suizas se dejan hacer cualquier cosa.

martes, 23 de marzo de 2010

Para este 24 de marzo quita tu foto de perfil.

Bueno hoy no voy a hablar de ciencia este post lo saqué de otro blog y me pareció buena idea compartirlo.






Todo empezó con una cara blanca, no le di importancia, seguramente pensé que esa persona no se había puesto foto de perfil. Luego vi a otro y a otro más. Las caras de la gente estaban desapareciendo en la red. Por suerte mi amiga Luz me iluminó nuevamente al mandarme un mensaje por Facebook. Para el aniversario de la Dictadura Militar (Argentina) todos nos vamos a sacar la foto de perfil de Facebook y de Twitter como muestra de rechazo.

El motivo no es al azar, los dictadores decidieron en su momento que no iban a asesinar abiertamente a la gente, sino que la iban a hacer desaparecer, en secreto.

Otros en vez de decidir sacarse la foto del perfil han decidido cambiarla por la foto de un desaparecido. Es un emotivo cambio de roles cuando nuestras caras desaparecen y aparecen las de aquellos que nunca debieron haber desaparecido.

Después de lo ocurrido en Honduras, más que nunca sigue vigente el nunca más.

PD: de más está decir que puedes copiar este texto en tu blog si lo deseas.
PD2: la dictadura en números

vía
me banearon de taringa por promover esta campaña

sábado, 20 de marzo de 2010

Comparativa de la capacidad adictiva de los psicotrópicos.

Cuando no se bien que poner en el blog me dedico a recorrer la wiki buscando errores. Tuve bastante suerte porque puse la palabra “drogas”. Y salió un post deplorable plagado de errores. Se me hacía agua la boca y de repente veo la guinda del pastel, una tabla con los potenciales de adicción de las drogas… ¡y tiene una cita!. Clic y desilusión, la referencia es una página vieja, de archivo, sin ninguna bibliografía con referato.

Esta es la tabla (ojo, está mal, la buena viene más abajo, la pongo solo para que vean los datos.



Droga

Potencial de adicción

1


100/100

2


98.53/100

3


97.66/100

4


94.09/100

5


85.68/100

6


83.38/100

7


82.11/100

8


81.85/100

9


81.80/100

10

Anfetamina
vía Oral (Crank)

81.09/100

11


73.13/100

12


72.01/100

13


55.69/100

14


21.16/100

15


20.14/100

16


17.13/100

17


16.72/100

18


16.72/100

Pues nada ya tengo material para empezar y encima voy a ver si puedo editar la wiki y poner un link al blog. Bueno vamos al ajo:
Pongo potencial adictivo en el pubmed y sale un artículo fresquito de febrero (2010) donde se lo define como:

A = E/(Tmax * t1/2)

Alen Salerian es el autor del artículo y en un alarde de humildad le puso su nombre a su modelo, Potencial Adictivo Saleriano, SAP por sus siglas en inglés. Según él la potencia de cualquier sustancia adictiva puede ser calculada con la ecuación algebraica antes descripta. Donde A es la potencia adictiva, E representa la potencia “euforizante”, Tmax es el tiempo necesario para alcanzar la concentración plasmática máxima, y t1 / 2 es la vida media en la sangre.
El artículo sugiere que existe una relación negativa entre la potencia de una sustancia adictiva y la velocidad con que se alcanza la máxima concentración sanguínea (Tmax) y su posterior eliminación (t1 / 2). Mientras que la potencia “euforizante” de una sustancia determinaría la capacidad de ser adictiva.
Si bien estoy bastante de acuerdo con el párrafo anterior, me parece que el parámetro E (potencia euforizante) es medio ambiguo, por no decir que es una estupidez. Por ejemplo, la potencia euforizante del tabaco es mínima y este es terriblemente adictivo. Por otro lado el Popper es un muy buen euforizante e incluso tiene unos Tmax y t1/2 extremadamente bajos y no es una sustancia muy adictiva. Esto ocurre porque la adicción es producto de interacciones complejas con neuroreceptores . El potencial adictivo no depende de la “potencia euforizante” sino de la relación de la droga con el circuito de recompensa y placer (sistema mesoacúmbico). Es una pena, si el autor hubiera determinado E como capacidad de activar el circuito de recompensa, o se hubiera inventado un índice de placer, el trabajo hubiera tenido algún sentido, igualmente hay que ser cauto al comparar drogas distintas como hace este tipo. En su modelo la concentración en sangre tiene demasiado peso con respecto a la capacidad de la droga de afectar el circuito de recompensa. Vamos que el trabajo está decididamente mal. Ojala los réferis que controlan mis trabajos fueran igual de generosos.
Les dejo la tabla de Alen para que vean que no tiene nada que ver con la de a wiki (esta también está mal, la buena viene todavía un poco más abajo).
<><><> 

Substance

Route of intake

Euphoric
 potency

Tmax

t1/2

Equation

Score

1. Cocaine

Inhale

5

0.16

1

5/0.16 × 1

31

2. OxyContin
 chewed

p.o.

4

0.11

4.5

4/0.11 × 4.5

11.4

3. Alcohol

p.o.

4

0.25

1.5

4/0.25 × 1.5

10.6

4. Morphine

IV

4

0.16

3

4/0.16 × 3

8.3

5. Nicotine

Inhale

2

0.16

2

2/0.16 × 2

6.25

6. Morphine

p.o.

4

0.5

3

4/0.5 × 3

2.6

7. Oxycodone tablet

p.o.

4

0.5

3.5

4/.5 × 3.5

2.28

8. OxyContin

p.o.

4

0.5

4.5

4/0.5 × 4.5

1.7

9. Amphetamine salts

p.o.

4

0.5

10

4/0.5 × 10

0.8

10. Diazepam

p.o.

4

1

50

4/1 × 50

0.8

11. Methadone

p.o.

5

1.5

55

5/1.5 × 55

0.6

12. Methyl
phenidate

p.o.

4

1.5

4

4/1.5 × 4

0.6

13. Alprazolam

p.o.

4

1

11

4/1 × 11

14. THC

Inhale

4

0.16

72

4/0.16 × 72

0.3

15. Lisdexam
fetamine

p.o.

4

3.5

12

4/3.5 × 12

0.09

16. Concerta

p.o.

4

7

10

4/7 × 10

0.05

17. Dronabinol

p.o.

4

1

72

4/1 × 72

0.05




















































Pareciera que cada vez que profundizo un poco más en el tema la cosa empeora, la web está llena de estos “potenciales adictivos” que no parecen salir de ningún lugar, por lo menos de ningún estudio serio.
Cuando leo los trabajos con referato, nadie habla de ningún tipo potencial de adicción, por lo menos no en forma numérica.
Ops esperen, acabo de encontrar un artículo donde hacen un índice de dependencia a partir de encuestar la opinión de varios psiquiatras. Los encuestados tienen que ordenar las drogas según su poder adictivo. Todo esto tiene un poco de falacia del argumento de autoridad pero tiene referato y está bastante bien. Además, la tabla incluye un índice subjetivo indicando el placer que produce la droga (algo que depende mucho de la persona) que sirve un poco de guía para ver cómo va el criterio de estos psiquiatras.
Ahora sí esta es la buena


Dependencia
Psicológica

Placer

Heroína

3·0

3·0

Cocaína

2·8

3·0

Tabaco

2·6

2·3

metadona

2·3

1·8

Barbitúricos

2·2

2·0

Benzodiacepinas

2·1

1·7

Anfetaminas

1·9

2·0

Alcohol

1·9

2·3

ketamina

1·7

1·9

4-MTA

1·7

1·0

Cannabis

1·7

1·9

Buprenorfina

1·5

2·0

Metilfenidato

1·3

1·4

Solventes

1·2

1·7

Khat

1·2

1·6

Éxtasis

1·2

1·5

LSD

1·1

2·2

GHB

1·1

1·4

Anabólicos

0·8

1·1

Popper

0·7

1·6

Esta tabla tampoco me termina de convencer, pone el alcohol al mismo nivel que las anfetaminas, pero bueno, es lo mejor que pude encontrar con referato. Si alguien encuentra algo mejor no dude en decírmelo.