martes, 27 de abril de 2010

El Lúpulo y la eyaculación precoz

Repentinamente cientos de palomas levantaron vuelo, el grito desgarrador destruyó la calma de los vecinos que tranquilamente disfrutaban de sus rutinarias vidas. Fuerte y claro se escuchó el NO! que emití cuando me enteré de que el lúpulo es un antiafrodisiaco.

Todos los que somos víctimas constantes del spam sabemos que un afrodisiaco es una sustancia que potencia la actividad sexual, esta puede actuar a distintos niveles, erección, deseo, etc. En cambio, un anafrodisiaco hace exactamente lo contrario, y por lo tanto, disminuye el desempeño sexual.



Todo amante de la buena vida y de la botánica, valga el oxímoron, debe saber que es el lúpulo. En la escuela la llamaban Humulus lupulus y pertenece a la familia Cannabaceae ¿Les suena el nombre? Por mucho tiempo la familia cannabaceae solo incluía al lúpulo y al cannabis como miembros, desafortunadamente en los últimos años se agregaron otros cinco géneros más, y por eso nuestras queridas amigas ya no están más solas en el taxón.

El estudio sobre el lúpulo fue hecho por Paola Zanoli. Esta señora básicamente se pasó un montón de tiempo mirando como mantenían sexo las ratas, a algunas les dio un extracto de la planta y vio que los machos se montaban menos a las hembras. También observó que, en el caso de haber copula, las ratas a las que se les había administrado el extracto eran menos propensas a eyacular. Sin embargo hay que aclarar que este efecto solo se vio en ratas que no habían tenido experiencias sexuales previas.



Cuando se realizó el mismo experimento en ratas que ya habían tenido actividad sexual, el extracto no fue lo suficientemente fuerte como para producir el efecto anafrodisiaco.

Así que a no preocuparse, el efecto del alcohol de la cerveza debe ser mucho más poderoso que el efecto del lúpulo. Por otro lado, parece que se vende extracto de lúpulo para el tratamiento de la eyaculación precoz. Por lo que indica este estudio, el efecto debería ser bastante pobre. Sin embargo, hay que tener en cuenta el efecto placebo. Este seguramente tiene gran influencia en este tipo de trastornos.

Así que terminamos más o menos como cuando empezamos, no podemos negar rotundamente que el extracto de lúpulo sirva para tratar la eyaculación precoz pero sabemos que el efecto que produce  no es gran cosa.

¿Existe alguna sustancia que sirva contra la eyaculación precoz? Sí, los antidepresivos, estos son muy buenos anafrodisiacos. Es más, en algunos casos los médicos pueden llegar a recetarlos para combatir la eyaculación precoz. En el estudio que comentamos antes, los investigadores especularon con que alguna propiedad antidepresiva del lúpulo podría estar involucrada en su efecto sobre el desempeño sexual.

viernes, 23 de abril de 2010

El mapa de la conciencia

En mi peregrinar por la blogosfera, una fuerza invisible me ha llevado para el lado de la política. Algo no muy aconsejable para alguien que tiene un Blog de ciencia. Así es que solo sigo unos pocos blogs con una temática parecida a la mía y, entre ellos, solo dos vinculados a las neurociencias, Sinapsis y Psicoteca.




En una de mis visitas a Sinapsis vi que estaba buscando colaboraciones. Mail por medio se nos ocurrió hacer un post comentando, desde nuestro punto de vista, el post que más nos haya interesado del otro blog. A mí me gustó mucho uno que habla acerca de la conciencia. Además, ya me vale, verdaderamente tengo que hacer un post acá sobre eso.

La conciencia es sin lugar a dudas el aspecto más importante del comportamiento humano y, a pesar de eso, todavía se puede apreciar cierta ambigüedad en su definición. Como puede ser que las neurociencias estudien todo el tiempo fenómenos vinculados a la conciencia sin que nos hayamos puesto de acuerdo acerca de que es. Quizás sea porque falta mucho por recorrer en el camino que conduce a comprenderla.
En el post AOM (Antonio) nos cuenta un experimento donde se compara la actividad cerebral cuando la persona recibe un estímulo consiente y uno que no lo es. De esa forma se puede mapear dentro del cerebro la diferencia entre ser consiente de algo y no serlo.  En el post queda bastante claro, además,  cómo hacer un mensaje subliminal y el posible alcance de este.

Para mi este tipo de abordaje ya supone una definición de conciencia (ojo esto es de mi huerta). Aquí se toma como conciencia el llegar a percatarse de una percepción. Por otro lado, quizás esto pueda ser extrapolable, no solo a percepciones, sino también a otros pensamientos más abstractos, a recuerdos, a emociones, etc…

Bueno ya me estoy cebando, volvamos al artículo de AOM. La crítica más grande que tengo para el post, que también es extensible, en parte, al resto del blog es que exige un nivel de conocimientos muy altos por parte del lector, por lo demás, debo decir que es un muy buen blog y un muy buen post en particular.

lunes, 19 de abril de 2010

Genética de la orientación política.

La otra vez estaba comentando en el blog de Laura (un abrazo) y diciendo que, como este es un blog de ciencia, no suelo hablar mucho de política. Acto seguido, Laura me retó por aquello de que la ciencia no está separada de la sociedad. Bueno, no, pero si estoy hablando de microscopía electrónica, se me hace difícil relacionarlo con que todos los que votan a Macri son unos garcas/pelotudos.


Me ofendí, hice puchero un rato delante del ordenador y decidí vengarme. Muajaja voy a hablar de política desde un enfoque biológico-científico. Ya lo saben, o gano, o pateo el tablero, y si puedo hacer los dos mejor.

Básicamente los biólogos (y otros científicos menos simpáticos) nos pasamos el día leyendo, escribiendo y haciendo experimentos. En los momentos de descanso nos dedicamos a hablar de temas generalmente bastante aburridos y, cada tanto, el tema del trabajo reflota de entre sus cenizas, como un mosquito fénix, molesto y candente.

Un tema recurrente y que suele devenir en discusiones bizantinas es la influencia genética en la personalidad. Que esto es más adquirido, que esto es más genético, una y otra vez se dan discusiones de nunca acabar. Muchas se terminan cuando se pone un artículo con referato sobre la mesa. Y eso es lo que tengo en mis manos, una revisión fresquita, de hace una semana, escrita por Richard P. Ebstein y colaboradores, que se titula Genetics of Human Social Behavior o, en cristiano, genética del comportamiento social humano. Tiene varios apartados que iremos tratando en los sucesivos días. Y entre ellos tiene uno sobre política.


Antes de seguir con el post creo que puede ser importante aclarar mi posición con respecto a la interacción entre la biología, la psicología y la biología. La relación histórica de la biología con la sociología ha sido tortuosa, la aparición de la sociobiología, que fue muy criticada en su momento, y los intentos de darwinismo social crearon una especie de fobia a que se mezclen ambas disciplinas. Yo considero que ese primer paso en falso no debe evitar que ambas se complementen. Dentro de mis, más que modestos, conocimientos de sociología muchas veces siento que la misma carece de la rigurosidad esperable para una disciplina científica. A mi entender, el que la sociología se cierre totalmente al aporte de la biología sería, por parte de los sociólogos, un desafortunado acto de necedad.

Volviendo al artículo del que estábamos hablando. Los autores decidieron analizar la hipótesis de que la orientación política tiene una influencia genética. Para ello decidieron estudiar este comportamiento en gemelos monocigóticos (mellizos) y dicigóticos. Los mellizos tienen el genoma exactamente igual, son como clones, mientras que el resto de los gemelos solo comparten el %50 del genoma. En parte, los estudios se orientaron a buscar diferencias en el grado de similitud, valga la paradoja, con respecto a las tendencias políticas entre ambos grupos de gemelos. Sí, sí, ya sé que no se entendió nada, a ver, la idea es que un aumento en las similitudes entre mellizos con respecto a los otros gemelos es debida a un componente genético, ya que los componentes sociales y culturales no deberían diferir significativamente entre los grupos por el hecho de ser mellizos o gemelos dicigóticos.


El resultado fue categórico, la tendencia a ser progresista o ser conservador es heredable, está escrito en los genes de las personas. ¿Y la elección del partido político? Esa es otra historia. La herencia relacionada con la política no es total sino parcial, tenemos “libertad de elección” más allá de nuestros genes. Estos no se comportan como cadenas que nos anclan a una ideología, sino, más bien, como una banda elástica que tira para un lado u otro, para ser progresista (de izquierda según mis parámetros) o para ser conservador (derecha). Por otro lado, estos alineamientos son bastante difusos, es posible que haya personas de derecha que sean bastante progresistas, solidarios y tolerantes, y viceversa.

Un punto interesante que es discutido en el artículo es que los valores y prioridades sociales no parecen tener un peso genético tan grande como el posicionamiento político, aspectos tales como la tradición, la benevolencia o el hedonismo solo son heredables en un porcentaje que iría del %11 al %38.


Un aspecto que sí es relevante en cuanto a la participación política es la conducta prosocial. Esta fue definida por Vander Zanden James como los actos que se realizan en beneficio de otras personas; las maneras de responder a éstas con simpatía, condolencia, cooperación, ayuda, rescate, confortamiento y entrega o generosidad. Este aspecto es altamente heredable/genético con porcentajes superiores al %60.

Después el artículo se pone incluso mejor, parece que la gente que más va a votar en EEUU, donde el voto no es obligatorio (ya les vale encima que se molestan en ir podrían poner mejor el voto), presenta diferencias en cuanto a genes involucrados en el sistema serotoninérgico y dopaminérgico. Estos sistemas están fuertemente involucrados en la empatía y en el sistema de recompensa, respectivamente.

Cabe aclarar que los estudios con gemelos presentan distintos tipos de problemas que, en algunos casos, hacen que los resultados sean poco reproducibles, más estudios serían necesarios para reforzar estas observaciones.

Por ejemplo, un estudio interesante a nivel social puede ser investigar las tendencias políticas de los hijos de desaparecidos durante la época de la dictadura en Argentina. Sistemáticamente, el gobierno dictatorial se dedicó a robar los bebes de las personas que iba acecinando, generalmente militantes de izquierda. Estos bebes fueron entregados en adopción a personas que simpatizaban con el régimen dictatorial. A partir del regreso a la democracia, las organizaciones de derechos humanos han logrado que muchos de estos hijos de desaparecidos recuperaran su identidad. Si relacionamos todo esto con el estudio que les estaba comentando, se podría predecir que los hijos de desaparecidos recuperados heredarían rasgos políticos por parte de los padres que serían diferentes a los adquiridos por el entorno en el que crecieron. Los hijos recuperados pueden contarnos como vivieron su desarrollo como seres políticos. Lugo habría que comparar estas experiencias con las de un grupo de personas con familias con orientaciones políticas similares a los “padres adoptivos”. Finalmente otro aspecto que puede ser interesante estudiar es la diferencia en la conducta prosocial de ambos grupos.


miércoles, 14 de abril de 2010

El doble discurso de Greenpeace

Hoy leí en el diario que Greenpeace había publicado un anuncio en un diario de E.E.U.U contra, la presidenta de Argentina, Cristina F. de Kirchner, a causa de la construcción de una planta generadora de electricidad a partir de carbón.

¿Qué hace Greenpeace publicando una nota en EEUU contra la presidenta de Argentina? ¿Pretende que papa premio-nobel-de-la-paz-Obama nos rete por portarnos mal? No entiendo la estrategia, pero creo entender un par de cosas acerca del modus operandi de Greenpeace.


Parece que de repente se acordaron de que el carbón era malo. Algo que debió ocurrir en los últimos años ya que en otra época la historia era diferente. Vienen a mí recuerdos de mi juventud cercana, en la década del 90, cuando participaba del movimiento ecologista de Dock sud, Argentina. Era la época de la gran corrupción, cuando la secretaria de medio ambiente salía por tele medio desnuda con un abrigo de piel.

En esa época la Shell puso cerca de mi casa una planta de tratamiento de carbón coque, la contaminación sería tan grande que alcanzaría a llegar hasta Uruguay, como después definitivamente ocurrió y ocurre.

Por entonces, buscamos (ingenuamente) el apoyo de Greenpeace para impedir la construcción de la planta. Obtuvimos negativa tras negativa y nos terminamos dando cuenta de que la Shell y Greenpeace se tenían un amor particular.

Ese amor se salió a la luz años después cuando Greenpeace compró acciones de Shell.
Yo me pregunto. ¿De donde sacaron el dinero como para comprar acciones de una petrolera? Vamos, que por muy generosos que sean sus donantes las cuentas no sierran: barcos, acciones, estudios de medio ambiente, publicidad. Lo cierto es que Greenpeace se comporta como una empresa y no como una ONG. Esta empresa vende campañas contra gobiernos y empresas dependiendo de cuales sean los intereses del que pague. Por otro lado no hay que descartar que la empresa cobre también por evitar hacer campañas que perjudiquen a los “donantes” más generosos.

Hace tiempo que me viene molestando la forma de actuar de los verdepaz y nunca escribí nada al respecto, porque siempre pensé que, mal que mal, siempre tiran para el lado de la ecología. Pero hoy no me levante con ganas de que venga una compañía petrolera multinacional como Shell a correrme por izquierda.


El gobierno de Argentina ha tenido muchos problemas con Shell a causa del interés de la compañía en subir el precio del petróleo. La historia del petróleo en Argentina es bastante triste, debe ser el único país que lo entregó a grupos extranjeros sin que hubiera una guerra, solo por corrupción. Sí, en aquella época de la que hablábamos al principio, esa donde a Greenpeace no le molestaba el carbón.

Después de eso, el estado argentino ha tenido que hacer muchos malabares para tener un poco de soberanía sobre el precio de la energía. Entre ellas comprar petróleo a Venezuela. Algo descabellado para un país productor de petróleo. Una alternativa para solucionar la grave crisis energética de Argentina es utilizar las grandes reservas de carbón que tiene el país para producir energía. De esa forma se podría aflojar un poco la esclavitud del petróleo y de la compañía Shell.

Claro, pero el carbón es muy malo por el tema del cambio climático. Greenpeace salió repentinamente de su amnesia y ahora lucha encarnizadamente contra el estado argentino que promueve la muerte de los osos polares.

Si bien el objetivo siempre debe ser disminuir las emisiones y no aumentarlas. El aporte al calentamiento global por parte de Argentina está muy por debajo del de los países del primer mundo. Argentina tendría derecho a aumentar considerablemente sus emisiones si eso fuera necesario para el desarrollo de su economía, sin que ningún país o grupo multinacional tuviera el más mínimo derecho a exigirle nada. Y todo esto teniendo en cuenta los acuerdos internacionales más exigentes en cuanto a materia ecológica. Si no me creen basta con ver el mapa de emisiones de CO2 per cápita de la wiki.



Por otro lado, actualmente la política ecológica del gobierno argentino no es del todo mala. Negar un progreso puede significar más un retroceso que un avance. A pesar de esto, quiero aclarar que existen temas escabrosos con respecto la ecología en Argentina. El más grave es la creación de una mina de oro a cielo abierto (Pascua Lama). Una poderosa empresa multinacional pretende destruir parte de la cordillera argentina y contaminar la zona con cianuro. Punto en contra para el gobierno de los Kirchner pero… ¿qué dice Greenpeace de todo esto? Pues absolutamente nada. A Greenpeace no parece molestarle, como tampoco le molesta la Planta de procesado de celulosa del rio Uruguay desde el año 2007.

Y bueno, donaciones son donaciones.




.

jueves, 8 de abril de 2010

Si hay un colesterol que es bueno, con mariguana debe ser incluso mejor.

Cuando hablamos de colesterol bueno y colesterol malo, no estamos hablando en realidad de colesterol. Estamos hablando de unos complejos macromoleculares llamados lipoproteínas. Las que tiene baja densidad (Lipoproteínas de muy baja densidad, VLDL, siglas en inglés) se las caratula como colesterol malo y las que tienen alta densidad (lipoproteínas de alta densidad, HDL) se las caratula como colesterol bueno.
Las de baja densidad tienen menor afinidad por el colesterol y lo entregan con mayor facilidad a los tejidos, en cambio, las de alta densidad hacen lo contrario. Por eso el malo “ensucia” y el bueno “limpia”.

Pero nada de esto es lo que nos importa en este momento, a menos que tengan ustedes el colesterol alto que entonces deberían preocuparse. Lo que nos ocupa en este post es lo que tienen en común el colesterol y la mariguana, ninguno de los dos son solubles en agua.

Por ese motivo el colesterol que comemos o producimos debe viajar asociado a proteínas por nuestra sangre y lo mismo pasa con la mariguana. Tanto la mariguana como el colesterol se introducen dentro de los corazones ( aaaah que romántico) hidrofóbicos de proteínas solubles, entre ellas las lipoproteínas antedichas, el colesterol bueno y el colesterol malo.

El que los canabinoles (la parte de la mariguana tiene efecto narcótico) sean solubles en grasa no solo es interesante por el mecanismo que utilizan para viajar por la sangre. Además está relacionado con su capacidad para acumularse en el tejido graso y en el cerebro, esto hace que la vida media de la droga en el cuerpo sea mucho mayor y que, por lo tanto, sea fácilmente detectable varios días después de haber fumado.

Muchos rastas y hippies han decido lanzarse a experimentar, han preparado tés de mariguana y se han dado cuenta de que no les hacía ningún efecto. Claro niños los canabinoles no pasan al agua. En cambio si hubieran utilizado un medio rico en proteínas, como por ejemplo leche, la droga se hubiera introducido dentro de las mismas para luego pasar a alguna lipoproteína en sus intestinos (probablemente un quilomicrón).

Debo decir que no les recomiendo consumir mariguana ingiriéndola, lo más probable es que terminen consiguiendo un efecto más alto del que desean. Además, tarda más de media hora en hacer efecto y este dura mucho más tiempo. Es mejor fumarla, así se puede regular con más facilidad la dosis.



Obviamente al ser fumada la mariguana se absorbe en el pulmón donde pasa a las proteínas de la sangre. Estas liberan la droga en la barrera hematoencefalica dentro del cerebro. Los canabinoles atraviesan fácilmente esta barrera también en parte gracias a ser liposolubles. Acto seguido pueden viajar por las membranas de la glía de la propia neurona o en el interior de proteínas que hay en la linfa que baña las células. Finalmente termina uniéndose a los receptores de anandamida inhibiendo la actividad de las neuronas que tienen esos receptores.

Supongo que algunos opinarán que el té es mejor porque el humo no es bueno para los pulmones. Como alternativa se puede utilizar un vaporizador casero, en este video se muestra como hacer uno:




Entonces ya saben la próxima vez que fumen y coman manteca pueden flipar/flashear con que el porro y la manteca toman el mismo tren dentro de sus venas. Le pueden decir a una amigo ¿Sabías que tenés el colesterol bueno y el malo llenos de droga?

Pd: la viñeta es de Montt
FQV8X9JHVEWP

viernes, 2 de abril de 2010

Diferencias en el mecanismo de acción de la cocaína, la metanfetamina y el éxtasis.

Todas las drogas de abuso sin excepción producen su efecto a partir de alterar el sistema por el cual los neurotransmisores trasmiten la información de una neurona a otra.
Este mecanismo está muy bien explicado en esta animación flash de la universidad de Utha que muestra una particular fiesta de ratones.



La cocaína, la metanfetamina y el éxtasis (MDMA) son psicoestimulantes similares, pero el mecanismo de acción de cada uno es ligeramente distinto. La cocaína aumenta los niveles sinápticos de dopamina, serotonina y noradrenalina a través del bloqueo de los transportadores que “limpian” la sinapsis después de la liberación de los neurotransmisores. El MDMA y la metanfetamina inhiben la captación de los mismos neurotransmisores. Pero ahí terminan las similitudes, la metanfetamina y el MDMA también producen que los neurotransmisores se liberen, esto es algo que no hace la cocaína. En ingles se los llama releasers que puede ser traducido como liberadores. Otra diferencia entre la cocaína y la metanfetamina, por un lado, y el MDMA por otro, es la afinidad por el transportador de serotonina que es 10 veces mayor en el caso del éxtasis, mientras que la cocaína se une con una afinidad relativamente similar a los tres transportadores (de dopamina, de serotonina y de noradrenalina).



Si bien todas estas drogas producen liberación de dopamina, que es el principal responsable de su capacidad adictiva, es notoria la diferencia entre las capacidades adictivas de cada droga. Existe una gran cantidad de experimentos realizador con roedores, primates e incluso con humanos donde se encontró que el poder adictivo de la cocaína era muy superior al de las anfetaminas y ambos muy superiores al del MDMA. Probablemente esta diferencia se deba al aspecto que explicaba antes, como regla general se puede decir que las drogas que modifican el sistema dopaminérgico, cocaína, anfetamina, etc son mucho más adictivas que las que involucran al sistema serotoninérgico MDMA, LSD, psilocibina (hongos), etc