viernes, 25 de junio de 2010

La memoria y la existencia del pasado.

En esta bitácora ya se ha incursionado varias veces en temas donde se mezcla lo científico y lo religioso. Por aquello de que a buenos entendedores pocas palabras, les resumo que mi posición coincide con una visión de la realidad similar a la materialista. Básicamente, esta es la más aceptada por la ciencia y sostiene que existe una realidad independiente del observador y que no existe dios.

En el post anterior escribí acerca del hipocampo como centro “creador” de memorias y después de ello no pude menos que pensar en la inexistencia del pasado.

Las abstracciones, lo imaginario y los recuerdos no existen fuera del individuo que los piensa. Por eso digo que las memorias se “crean”.

Para mí, un recuerdo es una copia no fidedigna del patrón de activación neuronal que produjo el evento original. El pasado no solo no existe sino que ni siquiera existió como lo pensamos.

Entre estos recuerdos inexactos vienen a mi largas charlas con gente que estudiaba filosofía, en especial con Ana y con Andrés. Cuando hablábamos de estos temas ellos siempre se acordaban de Sartre y me hablaban de un libro que se llama La Náusea donde el filósofo negaba la existencia del pasado.

Es bueno recordar que el pasado no existe, que la repetitividad de la vida ha hecho útiles los recuerdos y que solo por eso almacenamos esos bocetos de realidad.

Carpe diem

lunes, 21 de junio de 2010

10 datos interesantes sobre la memoria


1. El centro “creador” de memorias es el hipocampo, este se encuentra más o menos a 5 cm de profundidad a la altura de las orejas.

2. Dentro del hipocampo hay una zona que se llama Cuerno de Amón (CA), que a su vez está subdividida en 3 partes (CA1, CA2 CA3).

3. El hipocampo presenta un índice muy alto de asociaciones además de ser una de las zonas del cerebro donde hay mayor cantidad de neuronas por centímetro cúbico.

4. Una trasmisión neuronal activa mantiene el recuerdo “vivo” en esa parte del cerebro por un par de horas después de ser creado. Pasado ese tiempo empiezan a cobrar relevancia otros procesos y no tanto la comunicación entre neuronas.

5. Una vez que la información (futuro recuerdo) llega a ese lugar tarda entre una semana y un mes en guardarse en la corteza cerebral, transformándose así un recuerdo de larga duración. A partir de ese momento ya está guardado y lo seguiríamos recordando a pesar de que nos sacaran el hipocampo.

6. Las neuronas de esta estructura funcionan, la mayoría de las veces, como examinadoras de coincidencias y asocian la información que reciben de distintas vías sensoriales.

7. Los procesos de aprendizaje involucran cambios en la amplitud de la información que se transmite entre las neuronas, cuando se potencia la transmisión se habla de Long Term Potentiation (LTP) (potenciación a largo termino, en criollo) y cuando se la atenúa se habla Long Term Depresion (LTD) (depresión a largo termino).

8. Estos cambios en la amplitud involucran tanto un aumento en el número de vesículas sinápticas, al principio, como la creación de nuevas sinapsis en etapas posteriores.

9. El enfrentarse a una situación nueva, las situaciones estresantes y las anfetaminas, entre otros, aumentan la fuerza con que se almacena un recuerdo.

10. Dormir mal, los ansiolíticos y muchas enfermedades como el alzhéimer disminuyen la fuerza con que se almacenan los recuerdos.

lunes, 14 de junio de 2010

Ananda y la planta de la felicidad

Hace un tiempo atrás, en dedrogas.com comentaron un artículo de este blog y por estas cosas de la reciprocidad he decidido devolver el favor y comentar un video que encontré gracias a ellos.
Las temáticas relacionadas con el cerebro son un clásico de esta bitácora y nunca le hacemos asco a dar información sobre la mariguana.




Este es un documental sobre el cannabis que reúne los méritos de ser bastante interesante y no tener muchos errores. En el mismo entrevistan a varios científicos de alto nivel que investigan el uso de los cannabinoides, entre ellos se encuentra Rafael Maldonado que, hasta donde yo se, trabaja en la universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Echando una miradilla a través de la red encontré esta entrevista que es bastante divertida y acertada, y si no me creen vean este extracto:

Vale, suponga que lo entendí todo. Pero si me fumo un porro, me estoy haciendo menos daño que si tomo alcohol, porque el alcohol me mata las neuronas...


Lo primero que hay que decir es que todas las drogas son peligrosas, sean legales o ilegales. Ninguna es inocua. ¿Y qué drogas matan neuronas? Lo que denominamos efecto neurotóxico, es decir, toxicidad directa sobre las neuronas, se produce en un grupo de drogas que está muy bien descrito, son las drogas de síntesis como el éxtasis. Esto está claramente determinado.”

Volviendo al documental, este mezcla información científica con datos históricos y sociales bastante interesantes. Por ejemplo, al mirarlo me desayuné que Ananda significa felicidad en árabe. Además de ser un nombre de mujer es también el nombre del neurotransmisor endógeno (anandamida) que participa del sistema cannabinoide.

lunes, 7 de junio de 2010

El árbol filogenético circular

Estaba haciendo mi recorrida habitual por mi lista de blogs cuando llegué a la ciencia y sus demonios, y me encontré con este círculo de especies hecho por el biólogo David Hillis en base a secuencias de RNA . En la imagen siguiente se puede ver claramente a los seres humanos acompañados por otros tres mamíferos, el conejo, la rata y el ratón. Si miramos  la lista desde una distancia mayor vemos que nos acompañan por arriba algunos reptiles y aves como el aligátor y la gallina, y por debajo algunos anfibios, incluso, en la imagen se ven las primeras cuatro letras del sapo xenopus.


Por esa magia de internet y de las estadísticas quizás ahora mismo haya algún tipo nervioso delante del ordenador que medio temblando pregunta en vos alta como si pudiera escucharlo:
_ ¿Y el león?
A lo que yo le respondo:
Bueno el león es un mamífero pero lamentablemente no había lugar para ponerlo, tampoco al gato ni a los osos. Ya van a ver porqué, no se impacienten.
_ Me pone un poco nervioso que me pidan que no me impaciente, yo no me impaciento… pero el artículo está mal empezaste hablando de un círculo y yo no veo ningún círculo.
A lo que yo le respondo:
Espera un poco. Mira si alejamos la imagen un poco más vemos que, si bien ya casi no se pueden leer los nombres de la especies, si podemos apreciar el árbol filogenético.

El ser humano sigue marcado con una línea negra y si prestamos un poco de atención podemos ver el punto en el que los mamíferos se separaron de los reptiles, algunos de los cuales luego terminarían evolucionando en  pájaros y cocodrilos, por ejemplo.


_ ¿Y EL CíRCULO? Me lo estás haciendo a propósito. Grrrr, grrrr. El círculo, donde está el círculo.

A lo que yo le respondo:


¿Ya está? ¿Conforme?¿ Ves donde está el circulo ahora? Solo se muestran cuatro mamíferos porque hubo que elegir solo 3000 especies del millón de especies conocido. Los mamíferos que quedaron fuera lo sabrán entender, como también lo entienden 90% de las especies que se suponen que existen pero que todavía no han sido descubiertas. A mi entender el gráfico tiene una estética muy agradable, pero basta de palabras y veamos una imagen completa.


Actualmente en la ciencia hay consenso acerca de que todos los seres vivos surgimos de una única célula primitiva hace más o menos 3 mil millones de años. Como se ve en la imagen nuestros caminos se bifurcaron muchas veces hasta llegar a lo que es la vida hoy en día en la tierra. Muchas especies no consiguieron llegar a salir en la foto y otras fuimos más afortunadas.
_Sí estoy más tranquilo, me tome un tilo y un par de benzodiacepinas y ahora el mundo es mucho más agradable.
A lo que yo respondo:
Me alegro, si quieres desde este link te lo puede bajar en PDF para hacer un poster, tatuártelo o sencillamente tenerlo en el ordenador.


miércoles, 2 de junio de 2010

El juego del ultimatum, psicología, economía y genética

Hace poco hice un ranking de comportamientos sociales en base al componente genético que los influencia. La onda de las bitácoras es escribir artículos cortos pero en ese caso me extralimite en el grado de síntesis y me quedé con ganas de explicar un poco más acerca del juego del ultimátum.


Se trata, medio de un juego, medio de un experimento económico. Básicamente se le da a una persona una cantidad de dinero, por ejemplo 100 dólares. Luego se le indica que debe ponerse de acuerdo con otra persona para poder quedarselo. Los dos jugadores interactúan para decidir cómo dividir la suma que se les da. El que tiene el dinero propone cómo dividirlo entre los dos jugadores, y el segundo decide si acepta o no la propuesta. Si el segundo jugador rechaza, ninguno de los jugadores recibe nada. Si el segundo jugador acepta, el dinero se repartirá de acuerdo a lo que propuso el primer jugador. Se juega sólo una vez para que la reciprocidad no interfiera en las decisiones.

¿Cuál es el resultado más frecuente? Pues que se reparta el dinero equitativamente (50 para cada uno) o con una leve ventaja para el que tiene el dinero (60 para el que propone y 40 para el que acepta). Generalmente se suelen rechazar propuestas donde el que propone pretende quedarse con más del 70% del capital.

Para empezar es evidente que, a pesar de lo que digan muchos economistas, el beneficio no es el único factor a tener en cuenta en un intercambio comercial. Las personas tienden a rechazar propuestas muy injustas a pesar de que el aceptarlas termine siendo más conveniente que rechazarlas. Las fuerzas que impulsan estos comportamientos son el egoísmo/generosidad por un lado y la búsqueda de las justicia por otro.

El criterio de justicia no es exclusivamente humano, un experimento con monos que voy a buscar en youtube y que si you tuve suerte va a estar acá abajo (perdón por el chiste malo) demuestra que estos animales buscan ser tratados de forma justa. Incluso llegan a rechazar una propuesta que les otorga un beneficio por no considerarla satisfactoria en ese sentido.



La influencia cultural en el comportamiento del que decide si acepta o no un trato injusto es evidente pero también es lo es el hecho de que compartamos esta característica con animales de los cuales nos hemos “separado culturalmente” hace varios millones de años. Evidentemente parte del comportamiento es genético y otra parte es cultural. Como vimos en el ranking este componente genético podría estar alrededor del 42%. La metodología para obtener estos resultados es la misma que la utilizada en el artículo sobre la influencia genética en la política.

Por otro lado el egoísmo del que propone no parece tener un componente genético, algo bastante extraño porque la empatía tiene un componente genético importante