viernes, 29 de octubre de 2010

Reajuste sináptico y compenzación sináptica.

En inglés se llama synaptic scaling, lamentablemente una falta de originalidad ha provocado que se llame a dos fenómenos similares de la misma forma.
El que se descubrió antes, está relacionado con el desarrollo y el aprendizaje. Se trata de una disminución de la “fuerza” de las sinapsis en respuesta a un aumento numérico de las mismas ¿Porqué pasa esto? si no queremos “quemar” la neurona con una ”sobredosis” de electricidad debemos mantener balanceadas las entradas eléctricas, por eso a medida que se incrementan las entradas de corriente estas se vuelven, digámoslo así, más delicadas.
El segundo reajuste sináptico se produce a lo largo de la dendrita y tiene como objetivo que las sinapsis que se encuentran más cerca del cuerpo de la neurona no le “ganen” a las que se encuentran más lejos,ya que la corriente se atenúa con la distancia. Si queremos que una señal que llega a la punta del árbol dendrítico alcance la neurona con la misma “fuerza” que una que alcanza la dendrita en el “tronco” tenemos, forzosamente, que que corregir estas diferencias.
En general no es apropiado , ni en ciencia ni en ninguna otra disciplina el nombrar dos cosas de la misma forma. Mi actual jefe ha reconocido parte de la culpa ( y después se enoja con migo porque rompí una cuchilla de diamante). El daño ya está hecho en inglés pero puede ser corregido en castellano. Se podría llamar reajuste sináptico al primero y compenzación sináptica al segundo y, listo calisto, ya podemos dormir tranquilos por tener un idioma más rico.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Ahora… a empujar mas fuerte.

Hoy murió Nestor Kirchner, ex presidente de la Republica Argentina. Muy criticado por muchos, para mí fue el mejor mandatario que tuvo mi querido país desde que tengo uso de razón. Incluso me atrevo a afirmar, ayudado por los libros de historia, que en el último siglo solo Arturo Illia fue un mejor gobernante. Me considero a mi mismo una persona de izquierda, siempre voté con esa orientación salvo en las contadas veces que voté en blanco.
En 2003 tuve el privilegio de votarlo y digo el privilegio porque solo fue votado por el veinte por ciento del electorado. Yo que siempre había apoyado a la izquierda más ortodoxa había decidido, de improviso pero perfectamente convencido de lo que hacía, votar a un peronista. Fueron unos pocos votos los que le permitieron llegar al balotaje y competir contra un Menem cobarde que abandonó antes de la segunda vuelta.
Debo decir que, si bien tuve mi dudas, Kirchner nunca me decepcionó, ni siquiera cuando tomó su decisión más ingrata, la de acercarse a la mafia peronista. Si algo hemos aprendido es que a América no le hacen falta más mártires ni golpes de estado. La gobernabilidad en democracia es una virtud tan grande como la honradez. Argentina necesitaba un gobierno fuerte que pudiera sostenerse ante los embates de las corporaciones monopólicas como el grupo Clarín y los cerdos dueños de la tierra sojera. ¿Quién iba a garantizar si no, la permanencia de la democracia?
Kirchner siempre me generó suficiente confianza como para saber que él iba a defender tanto los derechos humanos como los recursos naturales que los desarrollados países ladrones ansiaban.
Es una gran pérdida para Argentina y para los trabajadores del mundo en general. Sin embargo no debemos desanimarnos. Todos somos necesarios pero nadie es imprescindible. Ningún país jamás es dirigido por un solo hombre, miles de personas, que en muchos casos tienen las mismas capacidades que Kirchner, deben hoy empujar más fuerte para compensar la falta del caído y llevar adelante las banderas de la izquierda.

viernes, 22 de octubre de 2010

Macri y la ciencia

Macri, el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, otra vez dio muestras de cuáles son sus prioridades.
El muy oscurantista suspendió una megamuestra de ciencia que estaba prevista para hacerse en la ciudad en el marco del los festejos por el bicentenario del nacimiento del país. Su cara fue lo suficientemente dura como para justificarlo bajo la fútil escusa de que iba a entorpecer el transito.
Las quejas no se hicieron esperar, por ejemplo el actual ministro de ciencia y tecnología (ex-profesor mío), Lino Barañao, expresó su disconformidad en esta nota de página 12.
Pero esto me genera un par de preguntas ¿Por qué la gente de derechas odia la ciencia si les gustan las armas y el dinero? Es impensable que un país tenga ni lo uno ni lo otro sin generar ciencia de calidad. Cuando creo que puedo ponerme en el lugar de alguien egoísta y elitista y comprenderlos, ellos dan un salto en sus habilidades hijodeputisticas y me dejan descolocado.

Aunque si me pongo a pensar un poco puedo explicarlo por el opuesto. Un gobierno de izquierda que no fomenta la ciencia es impensable.
Ahora que nadie me venga a poner el ejemplo de Zapatero. Él dice ser de izquierda pero viene serruchando año tras año el presupuesto de ciencia (debido a la crisis, según dicen). Dentro de la ambigüedad del calificativo de izquierda y derecha, yo creo que el actual presidente español no puede ser caratulado de lo primero a menos que se desee mentir o se sea muy ingenuo. Zapatero es el típico político de “centro” que deja contento a algunos progresistas pero lleva adelante las políticas que benefician a los grupos de poder económico de su país.

Volviendo a Macri, creo que toda persona cercana a la ciencia debe saber que él es el responsable de suspender una de las más importantes muestras de ciencia del mundo que iba a desarrollarse en Buenos Aires.

jueves, 14 de octubre de 2010

Era esto o…

Quizás más de uno se pregunte por qué alguien como yo terminó trabajando en EEUU.

Bueno… en este post lo explico con cierto detalle y en el video de abajo pueden ver cuál era mi situación antes de venirme.



jueves, 7 de octubre de 2010

El Materialista Mecanicista dijo...

El Materialista Mecanicista dijo...
Un poco simple eso de 'ciencia capitalista', ¿no? Quiero decir: ¿hay otro modelo de ciencia que no mienta, que no falsee sus resultados, que no masajee los datos y no manipule las estadísticas por principio, jamás? ¿Quizás la ciencia esquimal, la comunista, la socialdemócrata? ¿La ciencia aristocrática?

Capitalista, en este caso, es un adjetivo ideológico que no aporta nada a la entrada.

Por lo demás, gran blog. Si no fuera por eso, ni me molestaría en escribir este comentario.

Salud.

Gracias EMM, la verdad que puse el título a las apuradas y no lo justifiqué así que lo hago ahora.
Hice el rejunte porque casualmente esa semana me llegaron estos datos a través de distintas fuentes sin conexión entre ellas. Todas tenían el punto en común de ser investigaciones realizadas en EEUU. Para mí esto no es casual y está relacionado tanto con la cultura como con el sistema científico estadounidense.
La cultura del “winner” y del “loser”, donde una persona vale lo que gana, genera mucha competencia y una fiebre constante por el dinero. Esto se exacerba a tal punto que lo único que importa es ganar.
Por otro lado es importante destacar que en EEUU el sueldo de los investigadores proviene de los subsidios. Si tus investigaciones no son mejores que las de los otros grupos no recibís los subsidios y, no solo, no podés investigar, sino que no podes ni siquiera darle de comer a tus hijos. ¿Qué creés que pasaría si le preguntás a 100 personas de la calle que prefieren? ¿Hacer fraude y tener una casa, o decir la verdad y conseguir algo tan intangible como la autosatisfacción de ser honesto? En verdad me sorprende que estas cosas no se den más seguido.
En otros países los laboratorios no se manejan tanto como empresas, los científicos tienen un sueldo asegurado y el beneficio que obtienen haciendo ciencia no va mucho más allá del prestigio. Esto tiene algunos problemas asociados pero disminuye la posibilidad de que el científico se vea tentado a hacer fraude.
La verdad me alaga mucho que te guste mi blog, con tu permiso voy a copiar tu comentario (y mi respuesta) para subirlo como si fuera un post.
Salu2


Ojo si mi respuesta no los satisface siempre se pueden atribuir mis afirmaciones a que soy un freaky de pelo largo:

martes, 5 de octubre de 2010

Perlas de la ciencia capitalista


Bueno les dejo un par de links sobre conductas antiéticas en la ciencia:
De primer plato tenemos a un postdoc de origen indio que se dedicaba a sabotear los resultados de sus compañeros de laboratorio. Aparentemente, el móvil fue que sentía celos de los resultados de su compañera de trabajo.
El plato fuerte es un brillante neurocientífico que decidió hacer fraude con una parte de sus resultados y no contento con eso amenazaba a sus empleados para que no lo denunciaran. El colmo de la paradoja viene dado porque el tipo se dedicaba a estudiar la moral desde el punto de vista de las neurociencias.
Y de postre tenemos racismo y desprecio por la vida humana por parte de un grupo de investigadores de EEUU.  Estos filántropos decidieron contagiar con sífilis a individuos sanos para ver si funcionaba un tratamiento. Me imagino que sería ilegal hacerlo en EEUU, o tendrían miedo de que el disparo se les vuelva en contra cuando algún contagiado se ”puliera” a sus esposas o, sencillamente, consideraban que la vida de los guatemaltecos valía menos que la vida de sus compatriotas (siempre y cuando no fueran negros, como bien se puede apreciar en el artículo).


¿Con todo esto como no vas a querer hacer la América?